Artículo escrito por Uxía Arias, de Meraki.

Diferencia entre diseño sostenible y ecodiseño.

Si estás aquí, seguramente ya tengas estos conceptos más que aclarados, pero por si acabas de llegar…

Aprovecho para comentar que el diseño ecológico es aquel que trata de minimizar el impacto ambiental de un producto o servicio en tooooodas las fases de su ciclo de vida.

Mientras que el diseño sostenible, además de tener en cuenta el impacto ambiental, se preocupa por el impacto social y el económico. Incluyendo en esta ecuación conceptos cómo derechos humanos o desarrollo local. 

Es decir, el diseño sostenible es siempre ético y responsable.

Si esta introducción se de queda corta, puedes leer este artículo.

Ya en 2002, en su Annual Review, Design Council afirmaba que el 80% del impacto de un producto o servicio se gesta en las primeras etapas del diseño. 

Lo se, parece prehistoria, pero los datos no han variado mucho y esas decisiones iniciales, son las que determinarán el impacto de nuestro diseño.

Por eso, quiero dejarte algunas claves para crear con el concepto de diseño sostenible en mente desde el minuto 1.

sustainability

Vamos con las 6 claves para diseñar de forma ética y responsable.

1. Reconoce la labor de otros profesionales

Puede parecer muy básica pero muy poca gente lo tiene en cuenta.

En un mundo ideal, tendrías tus propias fotografías, tu tipografía a medida y tu diseñador de mano crearía cada una de tus presentaciones. Pero, la realidad es que a veces necesitamos tirar de bancos de imágenes, que hay tipografías que se adaptan a la perfección a lo que queremos transmitir, y plantillas para todo que podemos adaptar a nuestras necesidades y que nos harán ahorrar tiempo y dinero.

Hasta ahí perfecto, pero por favor, reconoce el trabajo de de otros profesionales.

➯ Si usas una fotografía de banco de imágenes, menciona al autor.

➯ Si vas a usar una tipografía específica para tu marca, compra la licencia o, si es gratuita, haz uso del botón “invítame a un café”.

➯ Si hay una herramienta que te da servicio a diario, no la piratees o no podrá seguir mejorando.

En definitiva, agradece el trabajo de otras personas que posibilitan y hacen más fácil  el tuyo,  y apoya la industria en la que crees.

Quizá te preguntes qué tiene que ver esto con el diseño sostenible. Mi respuesta es todo, como te dije al inicio, el diseño sostenible es SIEMPRE ético.

GRAPHIC DESIGNER

2. Aplica el pensamiento circular y ten en cuenta todo el ciclo de vida de tu producto o servicio.

Si vas a imprimir o crear un producto físico, deberías pensar dónde y cómo se obtienen las materias primas, cómo es el proceso de producción y qué pasará con ese producto una vez termine su vida útil.

Si tu producto es digital, intenta reducir su peso. Esto es algo que nos cuesta especialmente a los diseñadores y fotógrafos, que queremos que nuestros diseños se vean en tooodo su esplendor. Pero ten en cuenta que los servidores también consumen energía.

Te dejo dos ejemplos de diseño con pensamiento circular.

1. EKOMODO

Un ejemplo claro de pensar en economía circular, lo tienes en los productos EKOMODO

Están hechos con una fibra textil creada a partir de botellas recicladas y, una vez termina su vida útil, puedes enviarlo de nuevo para que se convierta en otro producto. 

Además, utilizan productores de proximidad y materias primas locales e involucran a colectivos en riesgo de exclusión en su confección.

Es decir, se han creado teniendo en cuenta el impacto ambiental, social y económico. Los tres pilares del diseño sostenible que mencionaba al inicio.

DANA 4RE E IPIN BLANCO Y ROJO DE EKOMODO

2. BENNISON

Otro ejemplo maravilloso de diseño creado teniendo en cuenta todo el ciclo de vida son estos pijamas de Bennison. Hechos a mano por mamás peruanas en peligro de exclusión, donde por cada compra se dona otra unidad para niños que residan en zonas empobrecidas.

Su packaging, está hecho de papel soluble en agua, no tóxico e impregnado de jabón.

Lo que permite mantener las condiciones de higiene y cerrar el ciclo de vida del envase.

PACKAGING BENNISON

3. Piensa global, actúa local

No hay fórmula mágica, (o al menos yo no la he encontrado) así que toca usar el sentido común y no dejar nunca de hacernos preguntas. O como decimos en Galicia, “sentidiño”.

¿Es mejor un producto súper ecológico que se fabrica en la otra punta del mundo o apoyar a un artesano del barrio? 

Quizá el artesano todavía puede pulir cosillas en su proceso de trabajo para reducir su impacto ambiental, pero al colaborar con él, estoy fomentando la economía local y le ahorro al planeta la huella de carbono del transporte que tiene traer ese producto que quería de la otra punta del mundo. 

¿Puedo saber cuáles son las condiciones laborales de la empresa a la que quería comprarle el producto que puede fabricar el artesano de mi barrio?

Hay preguntas que no podemos responder, y es difícil tener una única respuesta porque hay muchas variables en juego. Lo que está claro es que mientras no haya una herramienta en la que podamos meter todos los datos y nos diga exactamente cual es la diferencia. 

La respuesta es el sentido común.

4. Elecciones responsables durante el diseño

Quería ser específica en cuanto a lo que podemos hacer durante el proceso de diseño, así que aquí van algunas cosas que podemos valorar en cuanto a tipografía, tinta y materiales.

Tipografías que aportan.

Mi primera recomendación es que tengas en cuenta su papel en el diseño y no ignores su personalidad. Si quieres transmitir un mensaje amable y dulce pero usas una tipografía con mucho grosor y vértices marcados, transmitirás un mensaje confuso.

TIPOGRAFÍAS QUE APORTAN

Con un ejemplo lo verás claro. ¿Qué tipografía te parece más sincera?

¿Pueden las tipografías tener un impacto directo en la vida de las personas?

Pues sí, gracias a iniciativas como homelessfont.

Son varias tipografías, creadas a partir de la caligrafía de personas sin hogar.

El dinero recaudado de las licencias de estas tipografías lo gestiona la la fundación arriels, y lo destina a ayudar a las 1400 personas que atiende.

¿Te has parado a pensar que la elección de la tipografía influye en la cantidad de tinta que empleamos en cada documento?

Puede que en un folio no se note demasiado, pero ¿qué pasa si lo planteamos a gran escala? Pues esto es lo que se planteó Suvir Mirchandani, un chico de 14 años para su proyecto de ciencias, y concluyó que cambiando Times New Roman por Garamont, se podría ahorrar un 30% de tinta. 

Esto es porque los caracteres son más finos pero también más pequeños, por lo que, en realidad, en igualdad de condiciones, el ahorro no es tan bestia. Pero el planteamiento es bueno, tanto que los tipógrafos de Monotype y la empresa Ryman Stationery desarrollaron Ryman ECO, una tipografía que consume un 33% menos de tinta que una tipografía convencional, y que además de sostenible es legible y elegante.

Tintas responsables con el medio ambiente.

Tintas responsables con el medio ambiente.

En la medida de lo posible, evita los pantones metálicos y fluorescentes.

Son los que mayor cantidad de Bario y Cobre contienen. Aquí va una lista con la cantidad de partículas por millón.

También sería interesante pedirle a tu impresor que use tintas al agua, quizá no las tenga, pero seguro que investigará para darte una solución.

Materiales coherentes con nuestra forma de pensar.

¿Dónde se fabrica? ¿En qué condiciones laborales? ¿Hay alternativas más cercanas? ¿Recicladas? ¿Hechas con materiales naturales? ¿Que sean biodegradables? ¿Puedo alargar su vida útil? ¿Se pueden separar y reciclar correctamente?

Una vez me dijeron que ser sostenible consiste en no dejar nunca de hacernos preguntas, y aquí seguimos :).

Respondiendo a estas preguntas, quizá puedas apostar por el papel reciclado y libre de cloro en lugar del de fibra virgen que ha empleado blanqueantes para su producción. Si no es necesario no lo barnices y en caso de necesitar colas, pídelas al agua, ya que será más fácil de reciclar.

IMPRESIÓN

5. Reduce la producción masiva

Eso que aplicas en tu día a día de comprar menos pero mejor, también sirve para el diseño.

Antes de nada, piensa que hoy en día podemos llegar a casi cualquier persona a golpe de clic. Pero si quieres imprimir, mi recomendación es que primero hagas un buen research, que conozcas al dedillo a tu público para que todos los esfuerzos sean fructíferos.

Y que, volviendo al principio del sentido común, no imprimas nada que tenga una vida útil ínfima.

Cuando hablo de esto, pienso por ejemplo en la propaganda electoral. 

Algunos partidos que han hecho hincapié en su preocupación ambiental y luego han mandado propaganda sin filtro en todos los buzones.

ALL YOU NEED IS LESS

6. Genera conversación

Este no es un tip de diseño propiamente dicho pero estoy segura de que te ayudará a encontrar soluciones y aportaciones que sumen a lo que ya sabes.

Y de paso, a crear conciencia y compartir intereses con otras personas. ¡El futuro empieza cocreando!

Si te ha resultado interesante te dejo un descargable con 10 + 2 medidas rápidas para una impresión más sostenible.

Y si tienes alguna duda, escribe, me encantará leerte.

La autora de este artículo es Uxía, de Meraki.
Ayudo a emprendedores con propósito a tener una marca atractiva, coherente y consistente para llegar a la patata de sus clientes.
¿Cómo? A través del diseño de marcas que reflejan la personalidad y los valores de proyectos que generan un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente.
Puedes saber más y descargarte gratis mi guía para una impresión más sostenible en www.universomeraki.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *