Junto al mes de septiembre llega la esperada vuelta a la rutina. Tanto si tienes hijos que comienzan al colegio, como si eres un estudiante universitario o te incorporas a tu puesto de trabajo después de las vacaciones de verano, este post es para ti. No te puedes perder estos 9 trucos para volver a la rutina de forma sostenible y respetuosa con el planeta.

1. Adquiere ropa de segunda mano para la vuelta a clases.

Los niños y adolescentes crecen muy rápido y cambian de gustos constantemente lo que hace que muchas familias tengan que comprar ropa y zapatos nuevos de forma habitual, cayendo en la tentación del fast-fashion. Ésta práctica consume una cantidad enorme de recursos y supone un gran desembolso económico para las familias. Según este informe publicado por la OCU, el gasto medio previsto para el comienzo de curso en España es de 1.212 euros al año. Por ello, antes de adquirir ropa nueva, os recomendamos reutilizar todo lo que podáis, adquirir prendas de segunda mano y donar lo que ya no utilices a otras personas que puedan necesitarlo más.

En tiendas como Percentil, Grownies, Quiquilo, Crececrece o El Baúl de Lucas puedes encontrar ropa de segunda mano a precios económicos y en buenas condiciones para los más pequeños de la casa.

2. Haz inventario de lo que ya tienes antes de comprar más.

Antes de comprar nada nuevo toma conciencia de lo que ya tienes y de lo que vas a poder seguir utilizando durante el nuevo curso. ¿Cuántos bolígrafos has acumulado en todos estos años? Y, ¿Cuántas libretas tienes aun por empezar?
Muchas veces no somos conscientes de todo lo que tenemos hasta que comenzamos a enumerarlo y a ordenarlo por categorías. Quédate con lo que sepas que vas a utilizar y dona el resto a aquellos que más lo necesiten. Una alternativa sostenible que puede que no conozcas es Truequebook, una plataforma online para intercambiar material escolar.

3. Alquila o compra libros de texto de segunda mano.

Actualmente la gran mayoría de librerías, escuelas y universidades ofrecen la posibilidad de comprar libros de texto de segunda mano o tienen disponibles sistemas de alquiler de libros para los estudiantes. Comprando libros de segunda mano puedes llegar a ahorrar un 70% del precio de un libro nuevo. Es por eso que, siempre que puedas, reutiliza o adquiere de forma sostenible los libros de texto y, tanto el planeta, como tu cartera, te lo agradecerán.

Algunas alternativas para comprar libros de segunda mano que conocemos son: Relibrea (sólo para comprar) y Green Books Club (disponible para la compra y venta).

4. Reutiliza y, si no puedes, recicla el material escolar y de oficina.

Reutiliza todos los objetos que tengas en casa para darle salida a todo el material que tienes acumulado y para el que ya se han consumido recursos. En el caso de que ya no te sirva más (bolígrafos gastados, cuadernos que se terminan, carpetas rotas…) recíclalo en el lugar correspondiente a cada residuo. Puedes encontrar aquí algunos trucos y curiosidades sobre el reciclaje.

5. Llévate el almuerzo y la comida preparado de casa.

Los comedores escolares, bares, restaurantes y cafeterías desechan cada día miles de toneladas de comida, lo que supone un gasto desmesurado de materias primas y que se genere una cantidad de residuos enorme. Para evitar que esto siga ocurriendo, lleva tu comida, almuerzos o snacks preparados desde casa. A la larga, ahorrarás mucho dinero, comerás de forma más saludable y reducirás considerablemente la cantidad de residuos que generas.

Te invitamos a que pruebes a hacer “batch cooking“, la fórmula perfecta para no perder tanto tiempo en cocinar durante la semana y comer mucho más saludable. Os dejamos aquí algunas ideas de recetas y de menús semanales.

6. Utiliza fiambreras o tapers libres de tóxicos.

Muchas de las fiambreras o tapers que utilizamos para trasportar o almacenar nuestros alimentos contienen tóxicos como el BPA o el PVC, los cuales pueden causar problemas en nuestra salud por estar en contacto directo con nuestro cuerpo. Trata de adquirir alternativas más sostenibles cómo recipientes de acero inoxidable o de vidrio. Estos te durarán muchos años y no estarás introduciendo tóxicos con tu comida.

7. No puede faltarte una botella de agua o termo reutilizable.

Vayas donde vayas, no salgas de casa sin tu botella de agua o termo reutilizable. Con este sencillo gesto generarás muchos menos residuos, ahorrarás dinero y te mantendrás bien hidratado siempre.

8. Utiliza el transporte público o camina para desplazarte.

Siempre que puedas desplázate a pie o en bicicleta, para reducir tus emisiones al máximo. Si el clima o la distancia no te lo permite utiliza el trasporte público y/o comparte vehículo con tus compañeros de clase y del trabajo.

9. Explica a tu alrededor el porqué de estos cambios hacia una vida más sostenible para dar ejemplo.

No hay mejor forma de enseñar a otros que convirtiéndote en su ejemplo a seguir. Explica a tus compañeros de clase o del trabajo porque has introducido estos trucos en tu día a día y verás cómo poco a poco se contagia la magia de ser más sostenibles y respetuosos con el planeta. Una vez empiezas a ser eco-friendly, no puedes parar.

¿Os han gustado estos trucos? ¿Conocíais alguno? ¡No dudéis en compartir este post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *