Ayer, jueves 4 de julio, tuvo lugar una recogida de residuos en el Flysch de Zumaia después de que el último informe de Ecologistas en Acción estableciera esta zona con la “bandera negra” por contaminación.

Más de 100 voluntarios se sumaron a la recogida

La recogida comenzó a las 10 de la mañana con un temporal soleado que acompañó a los más de 100 voluntarios que se concentraron en la zona durante toda la jornada. Además de las personas que hicieron la recogida a pie, por las zonas rocosas y de difícil acceso del Flysch de Zumaia, un grupo de voluntarios subidos a tablas de paddle surf se encargó de recoger los residuos desde el mar.

Esta acción estuvo dirigida por Jon Kareaga, cofundador de Bask Brand, y también participaron múltiples entidades como el Ayuntamiento de Zumaia, el departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Guipúzcoa o los grupos “Fridays For Future San Sebastián” y “Surfing Zumaia”.

Los residuos se convertirán en fundas de ordenador

Desde Eko-Rec y Ekomodo, quisimos sumarnos a la iniciativa haciendo que ésta sea la primera recogida de residuos en España en la que los plásticos PET rescatados del Flysch puedan tener una segunda vida. Por eso, nuestros fundadores Adriana Uribesalgo y Aritz Gartzia tomaron parte en la limpieza y, de los casi 500kg de residuos rescatados ayer, se encargaron de que los plásticos PET recogidos se trasladen a nuestra planta de reciclaje en Andoain para convertirlos en fundas de ordenador de ekomodo.

Con la creación de estas fundas, queremos premiar a los voluntarios que participaron ayer y que con su acción mejoraron las condiciones de la costa de Zumaia. Desde Ekomodo queremos transmitir, tanto a los voluntarios de la recogida como al resto de personas, que los residuos son recursos y con ellos podemos crear objetos realmente útiles. Muestra de ello son los productos que creamos en Ekomodo: accesorios personalizados, fundas de portátil, porta documentos, etc. que nacen a partir de botellas de plástico recicladas.

Deseamos que no vuelva a haber más recogidas de este tipo. Y no porque no queramos limpiar, sino porque no haya ningún residuo que nos obligue a hacerlo.

Únete a la conversación

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *