¡El verano ya llegó! Aunque este año va a ser un tanto peculiar… Durante los próximos meses, nos toca prestar especial atención a cómo nos relacionamos con los demás, para proteger la salud de todos y seguir caminando juntos en esta batalla contra el coronavirus. Además de cuidar de nosotros mismos, cuidar de nuestro entorno y tener un medio ambiente sano es indispensable para avanzar en la lucha contra la pandemia, ¡y el verano es la ocasión perfecta para hacerlo!

Por eso, y porque queremos que todo el mundo pueda disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor, hoy te contamos nuestros 8 tips imprescindibles para cuidar de la naturaleza y tener un verano sostenible 😎:

 

1. Si tienes que desplazarte, ¡camina o pedalea!

Cuando el tiempo, la energía y la distancia te lo permitan, utiliza la bicicleta o tus piernas para desplazarte. Para ir a la playa o disfrutar de un atardecer en buena compañía, la mejor opción es la que no daña el medio ambiente.

Si el lugar adonde vas te pilla lejos o la temperatura no lo permite o tienes mucha prisa, siempre puedes utilizar el transporte público. Además de contribuir a tener un menor impacto en el medio ambiente, podrás ahorrar en gasolina o aparcamiento, ¡y no perderás tiempo en atascos!

En el caso de que tus únicas alternativas sean el coche o la moto, ¡utilízalos acompañado! Comparte tu medio de transporte, y además de ser sostenible, tendrás conversación durante tu trayecto.

2. Vayas donde vayas, no dejes rastro

La montaña, la playa y el mar no son vertederos (¡ni ceniceros!). Una opción para cuando no encuentres basuras cerca es llevar una bolsa de basura para recoger y reciclar todos tus residuos o los que otras personas se han dejado. ¡Un mundo mejor se construye a base de estos pequeños gestos!

Recuerda: a cada sitio que vayas, intenta dejarlo igual o mejor que como estaba cuando llegaste. Que no se note que has estado… y si se nota, que sea para bien. Este tip es perfecto para inspirar a los de tu alrededor y apostar con ellos por la sostenibilidad.

3. Cuidado con el sol… ¡y también con la crema solar!

¿Sabías que muchas cremas de sol contienen compuestos (como el Octocrileno o el Metoxicinamato) que pueden contaminar el mar y alterar el ecosistema marino? Trata de adquirir protectores solares que respeten la biodiversidad marina, y así, proteger tanto tu piel como el entorno que te rodea.

Si no sabes bien por dónde empezar a buscar, aquí te dejamos una selección de cremas respetuosas con el medio ambiente y cruelty-free para cuidar de tu piel:

  1. Pack de crema facial y corporal SPF 50 de Freshly.
  2. Espray corporal sin perfume SPF +50 de Avène.
  3. Crema solar facial SPF 30 de Weleda.
  4. Espray solar SPF 50 para proteger a los niños de las medusas de Safe Sea.
  5. Crema facial solar con certificado BIO SPF 50 de Alga Maris- Lab. Biarritz.

4. Busca hoteles, campings o alojamientos ecoeficientes y sostenibles

El sector hostelero está dando grandes pasos en los últimos años para renovarse y ofrecer alternativas sostenibles a los turistas o visitantes que acuden en búsqueda de alojamiento. Cada vez más alojamientos incorporan productos y servicios “eco” para generar una experiencia lo más sostenible posible; e incluso existen numerosas certificaciones que reconocen a alojamientos que tienen incorporadas prácticas sostenibles en su actividad.

Los alojamientos saben que sus huéspedes están cada vez más implicados con la mejora medioambiental… ¡y tienen que ofrecerles un servicio en consonancia!

5. Consume producto local y de temporada

El verano nos ofrece grandes placeres nutritivos como las frutas y las verduras que se producen durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre. Aprovecha todos los beneficios que te ofrecen para alimentarte de forma refrescante y ligera durante el verano, al mismo tiempo que reduces el impacto que tiene el cultivo en el medio ambiente adquiriendo producto local y de temporada.

Algunas de nuestras recomendaciones para estos meses son las cerezas, los melocotones, la sandía, el melón, el pepino y el tomate.

6. Evita lo innecesario: pon en práctica el movimiento zero waste

Por mucho que recojamos basura propia o de otros, o por mucho que reciclemos, cuando hablamos de economía circular o sostenibilidad no podemos olvidar que el mejor residuo es el que no se genera. Y es que no es más sostenible el que más limpia, sino el que menos residuo genera. Ya sabemos eso de que la simplicidad es la máxima sofisticación… Aquí 5 recomendaciones para generar solo lo imprescindible:

  1. Evita el plástico innecesario (¡aquí te dejamos 9 trucos!).
  2. Lleva tu propia bolsa reutilizable por si surge alguna compra imprevista. Siempre es mejor reutilizar unas cuantas veces una bolsa de tela o similar que adquirir bolsas nuevas, por muy biodegradables que sean.
  3. No despilfarres agua. El agua es un recurso limitado que se castiga mucho con las sequías producidas por el calor del verano. Por eso, apuesta por duchas rápidas y cierra el grifo cuando no lo estés utilizando.
  4. Ahorra energía desconectando los aparatos electrónicos que no utilizas. ¿Es necesario dejar enchufados el ordenador, el televisor y demás aparatos electrónicos cuando vas a pasar unas semanas fuera de casa? Desenchúfalos y, además de ahorrar energía, ahorrarás dinero de tu bolsillo.
  5. Utiliza tu Smartphone para reducir papel: Es normal que durante las vacaciones quieras desconectar de la tecnología, pero hazlo después de utilizar tu Smartphone o Tablet para llevar las tarjetas de embarque, los billetes de tren o autobús; e incluso los mapas o guías turísticas que antaño se llevaban a cuestas. Así ahorrarás papel y espacio en tu maleta.

7. Colecciona momentos, no cosas

Quizá este sea más un consejo para la vida que para el turismo, pero no podemos olvidar que el turismo forma parte de nuestra vida, y que interiorizar esta idea no solo nos hará disfrutar más de la vida, sino también personas más conscientes y responsables para con nuestro entorno. Frente a deseos más materialistas, apuesta por experiencias saludables como un buen paseo por la playa, un picnic o una excursión por el monte, un descenso en canoa… Eso es lo que verdaderamente quedará en tu recuerdo para la posteridad; te generará satisfacción y, si se hace bien, no deteriorará el entorno.

8. En verano, recuerda también las cuatro R’s de Ekomodo

  • Reduce: Utiliza solo lo realmente necesario.
  • Reutiliza: Así, alargarás la vida de los productos.
  • Recicla para aprovechar todos los materiales.
  • ¡… y Recomienda! Comparte el mensaje de apuesta por la sostenibilidad para que llegue todo lo lejos que pueda.

¿Qué trucos pondrás en práctica durante estos meses de verano? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *