Hablar de un sí o un no en el ámbito de la moda sostenible es como hablar de un blanco y negro. Pero…¡No os engañéis! Como todo en esta vida, la moda también esta formada por una graaaaaaaan escala de grises. Y es que decir que una marca es sostenible, puede referirse a tres cosas: Que es sostenible económicamente, que es sostenible socialmente y que es sostenible medioambientalmente ( si queréis profundizar un poco sobre el tema, nuestro post “¿Es tu marca sostenible?” os puede interesar).

Cuando hablamos en términos generales de moda sostenible nos solemos querer enfocar en el ámbito medio ambiental y social, ya que el ámbito económico debería de ser sostenible (si no, mal vamos)…  Por esta razón las marcas sostenibles viajan por una escala combinando el ámbito social y medio ambiental.

Es por ello que hoy os compartimos esta imagen básica para tenerla muy presente sobre lo que supone la sostenibilidad en tu armario.

¿Es socialmente sostenible?

En esta categoría identificamos tres importantes acciones que afectan directamente de manera positiva al entorno.

La producción local: En este caso está en ambos apartados ya que lo que impacta positivamente de manera local… ¡Puede impactar doble! Cuando empleamos nuestros recursos en nuestro territorio estamos enriqueciendo nuestro propio entorno, lo cual supone un impacto muy positivo. Además así podemos tener mayor conocimiento sobre cómo nuestras prendas están elaboradas (materiales, condiciones de lxs trabajadorxs, etc.)

La inserción social: Supone el emplear a personas que viven en riesgo de exclusión social, lo que las acerca al umbral de la pobreza o a una falta de equidad. Por esta razón, las marcas que trabajan en este aspecto trabajan por una mejora colectiva.

Causas solidarias: Son aquellas prendas que ayudan a mejorar comunidades o empresas productoras que están en paises en vías de desarrollo para que tengan unas condiciones de trabajo y vida dignas.

¿Es medio ambientalmente sostenible?

La producción local: Lo volvemos a mencionar aquí ya que, como avanzábamos antes… ¡Puede impactar doble! Cuando empleamos nuestros recursos en nuestro territorio estamos enriqueciendo la biodiversidad del territorio y fomentando la economía local, lo que permite fortalecer el negocio basado en la producción local.

2º Mano: Consiste en recuperar artículos de moda cuyo anterior propietario haya decidido retirar y darles una nueva vida. Esto evita generar consumo de agua y energía para su fabricación teniendo en cuenta que una prenda bien cuidada puede durar años.

Eco o Reciclado: Hay materiales eco y reciclados que implican un cuidado del medio ambiente a gran escala. Algodones reciclados o polímeros reciclados pueden suponer un ahorro de de miles de litros de agua. Además, las fibras naturales libres de insecticidas o los polímeros con teñidos naturales implican una mejora en la salud de los productores y usuarios de las prendas.

Por supuesto que cuando una prenda reúne varios de estos requisitos… ¡Es aún más sostenible!

¿Tenéis alguna prenda con estas características o conocéis alguna marca que esté haciendo bien las cosas? Etiquetadlas con el hashtag #CreemosUnMundoMejor y compartiremos con la comunidad ekomoder vuestros pasos por la sostenibilidad.

Únete a la conversación

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *