Parece que, al estar confinados en casa, no podemos realizar grandes acciones para mejorar el mundo… Sin embargo, los grandes cambios vienen con pequeños gestos, ¡y estos sí los podemos hacer sin salir a la calle!

Con los siguientes trucos, podrás aprovechar esta inusual situación para aportar tu granito de arena al cuidado del planeta, y quizás, ¡incluso adoptar costumbres que después querrás mantener! A continuación, te mostramos 10 maneras de #CrearUnMundoMejor durante la cuarentena:

1. Utiliza la energía de casa de manera eficiente

Ahora que no salimos de casa, es fácil acabar con todo enchufado las 24 horas… Para darle un respiro a la naturaleza y evitar que tu factura se dispare a final de mes, puedes hacer varias cosas: desconectar televisiones y electrodomésticos que no uses por la noche; darte duchas rápidas en lugar de baños; bajar las persianas para evitar el calor, o taparte un poco más para no usar tanta calefacción…

2. Lleva tus propias bolsas al supermercado

Todos sabemos ya que el impacto medioambiental de las bolsas de plástico de usar y tirar es enorme… Apenas están unos minutos en nuestras manos, ¡pero tardan siglos en degradarse! Cuando vayas a la compra, lleva tus propias bolsas reutilizables y reducirás tremendamente la contaminación que generan. Si no tienes ninguna, aquí tienes nuestras resistentes tote bags 100% recicladas y reciclables, y si quieres conocer la curiosa historia de las bolsas de plástico, ¡echa un ojo a este post!

3. Consume local, ecológico y de temporada

Ahora más que nunca, es imprescindible apoyar en lo que podamos al pequeño comercio… Siempre que puedas, intenta consumir productos de proximidad y de temporada. Haciéndolo, mejorarás la economía de tu entorno, cuidarás del medio ambiente, ¡e incluso mejorarás tu salud con productos frescos y locales! En esta página tienes un calendario con las frutas y hortalizas de temporada por cada mes.

4. ¡Prueba una dieta más basada en vegetales!

Casi siempre nos quejamos de que no tenemos tiempo para cocinar… ¡Pues ahora no hay excusa! Las dietas más basadas en vegetales consumen menos recursos naturales. Si llevabas tiempo queriendo probar nuevas recetas vegetarianas o veganas, ¡ahora es el momento!

5. La limpieza del hogar, generando el mínimo residuo

Para minimizar riesgos de contagio, tenemos que procurar ir a la compra lo menos posible… Un truco para hacerlo es adquirir a granel los productos de limpieza, ¡o buscar los formatos con mayor cantidad! Además, de esta manera también reduciremos nuestro consumo de envases, utilizando menos recursos naturales y generando menos residuos.

6. ¡Limpia tu bandeja del mail!

¿Sabías que para almacenar todos los correos que recibimos diariamente se necesita mucho espacio y energía? Puedes tomarte estos días para revisar los mensajes y archivos que tienes en la nube y eliminar los que no necesites. La naturaleza te lo agradecerá, ¡y tendrás todo mucho más organizado a la vuelta! Tip extra: échale un ojo a ECOSIA, ¡el motor de búsqueda que planta un árbol por cada 45 búsquedas que realizas!

7. Si tenías algo estropeado, ¡repáralo!

¿Tienes una camisa con un botón suelto que no has tenido tiempo de arreglar? ¿O una silla pendiente de pintar? ¿O un electrodoméstico por reparar? ¡Aprovecha ahora! Arregla lo que ya tienes, y además de ahorrarte el precio de un nuevo producto, evitarás el uso de más recursos naturales innecesarios.

8. Separa y recicla todos tus residuos

Es un pequeño gesto con un impacto enorme: cada vez que reciclas, evitas que los residuos acaben en la tierra, el mar o contaminen el aire. Además, rechazas el uso de nuevas materias primas, reduciendo en un 20% el consumo de agua, el 50% del consumo de energía y el 60% de gases de efecto invernadero… Y por si fuera poco, ¡también generas empleo local! Si tienes dudas sobre cómo reciclar, en este post te las aclaramos.

9. Investiga sobre marcas y empresas responsables

Informarse sobre marcas que se preocupan por el cuidado del planeta y sus habitantes lleva su tiempo… Puedes tomarte estas semanas para investigar sobre la procedencia de los productos que adquieres normalmente, averiguar qué apoyas con tu dinero… ¡Y descubrir a personas y empresas que se esfuerzan por crear un mundo mejor cada día!

10. ¡Comparte EKOnocimiento!

Concienciarse es el primer paso para tener una actitud responsable hacia el planeta… ¡Y hacerlo en grupo es todavía más divertido! Puedes difundir el contenido interesante que encuentres en tus redes sociales, montar sesiones de documentales con los de casa… Si quieres echarte unas risas, puedes ojear nuestra cuenta de ekomemes 😉 Cuantos más seamos, ¡más fácil será lograr el cambio!

¿Cuál ha sido tu acción favorita? ¿Se te ocurre alguna más que podamos llevar a cabo durante el confinamiento? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *