¿Has escuchado hablar sobre la economía circular? Se trata de la economía que surge como respuesta a la escasez de recursos naturales, a la contaminación del planeta y al cambio climático. Además, busca nuevas fuentes de recursos y de energía para atender al desarrollo de todo el planeta.

Además de responder a unas necesidades tan evidentes en el mundo de hoy en día, la economía circular también ofrece soluciones a la búsqueda de una mayor competitividad de las empresas, y al desarrollo de modelos de negocio o marcas que tengan en cuenta su impacto económico, social y medioambiental.

Si esto de la economía circular te va sonando bien, a continuación te contamos sus 3 principios básicos:

1. Preservar y mejorar el capital natural

Este principio consiste en la búsqueda de una utilización de los flujos de recursos naturales y renovables cada vez más eficiente. Cuando aportar recursos naturales sea necesario, se deben seleccionar aquellos que empleen recursos renovables o que utilicen menores cantidades de productos naturales.

Una economía circular mejora el capital natural creando condiciones que, por ejemplo, permitan la regeneración del suelo.

2. Optimizar el uso de los recursos

El segundo principio se basa en buscar una mayor rotación de los productos y sus componentes, logrando un mayor ciclo de utilización, y por lo tanto, un mayor ciclo de vida. Para ello es fundamental el ecodiseño, de tal manera que el producto se pueda crear, reparar y/o reciclar de una manera eficiente.

3. Fomentar la eficacia del sistema

Este tercer principio se alcanza reduciendo las externalidades de los procesos de utilización de recursos naturales (por ejemplo, utilizando restos alimentarios, empleando menos o mejor el territorio…), y buscando sinergias entre los diferentes agentes que intervienen en este proceso.

Algunas ideas relevantes en la economía circular

Hay una serie de ideas que se repiten continuamente cuando se habla sobre economía circular. ¿Quieres conocerlas?

▪ Ecodiseño: Se trata del diseño que idea el producto considerando los impactos medioambientales a lo largo de todo su ciclo de vida, en lugar de pensar solo en su primera utilización. Siempre será más sostenible un producto que se ha diseñado pensando en reducir la generación de residuos y en qué hacer con ellos que un producto que no lo ha hecho.

▪ Consumo y producción local y de temporada: Esto se realiza optimizando la gestión territorial de los productos y servicios.

▪ Reutilizar para reintroducir en el circuito económico aquellos productos que ya no se corresponden a las necesidades de los consumidores, pero que puedan seguir siendo útiles. También reutilizar ciertas partes de los productos que todavía pueden funcionar para la elaboración de otros nuevos.

▪ Reciclar para aprovechar los materiales que se encuentran en los residuos y darles una nueva vida, haciendo nuevos productos con ellos.

▪ Valorizar para aprovechar energéticamente los residuos que no se pueden reciclar.

▪ Investigar para lograr nuevos usos o materiales con más componentes reciclados y más reciclables. Todo esto, siempre bajo la premisa de la sostenibilidad económica, social y medioambiental.

▪ Innovar en nuevos productos, servicios, proyectos, marcas y modelos de negocio que generen riqueza, empleo de calidad y tengan un impacto social y medioambiental positivo.

▪ Utilización de una menor cantidad de energía por cada unidad producida. No basta con fabricar con menos recursos, menos residuos y reciclar después. Si perdemos el esfuerzo de reducción de recursos naturales por un exceso de consumo energético en los diferentes ciclos de vida del producto, ¡no estaremos generando apenas ningún impacto!

▪ Empleo de energías renovables. Las energías renovables son circulares” per se”, ya que reducen al mínimo el uso de recursos naturales. Por ello, su incorporación en los ciclos de producción nos ayudará a seguir avanzando en la sostenibilidad del planeta.

En EKOMODO estamos convencid@s de que la economía circular es la economía del futuro, y debe empezar a adoptarse hoy.  Por eso, toda nuestra cadena de valor es circular, y soñamos con un mundo en el que todas las empresas sigan este mismo camino.

¿Qué te ha parecido la economía circular? ¿Crees que cada vez habrá más empresas con un modelo de negocio basado en esta economía? ¿Conoces alguna? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¿Te gustaría leer más publicaciones de este tipo?

Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día 🙂

👇👇

Únete a la conversación

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *